Saltar al contenido

Motorola razr solo se puede abrir 27,000 veces

febrero 7, 2020

El año pasado (2019) Motorola sorprendió al lanzar un nuevo e interesante modelo. Fue una completa revolución, la pantalla plegable que más le gustó a las personas, todos quedamos impresionados por lo revolucionario del productor, pero algunos nos cuestionamos su durabilidad.

La pregunta que aquí nos preocupa es ¿Cuanto durará la bisagra de un dispositivo cuya pantalla se dobla?. Cuando salió el Samsung Fold, las pruebas concluyeron que soportaba al rededor de 200,000 pliegues.

¿Quién hará la prueba?

La empresa llamada CNET fue la encargada de realizar las pruebas usando un dispositivo especial que pliega muchas veces el dispositivo celular. La máquina fue hecha para probar el Samsung Fold, pero la idea es la misma ¿no?

En la prueba hecha en el dispositivo Samsung, el celular soportó 119,380 pliegues. En cambio el dispositivo Motorola razr llegó apenas a los 27,000 antes de que su bisagra de dañara, lo cual es mucho menos. ¿Significa esto que el Motorola es de mala calidad? Es una pregunta razonable.

Podría interesarte:  Test de Google para aprender a identificar EMAIL FRAUDULENTOS

Cabe destacar que la pantalla del dispositivo siguió funcionando a pesar de que la bisagra se dañó.

Respuesta de Motorola

La marca creadora del Motorola Razr respondió en el twitter de CNET mencionando que las pruebas no demuestran la durabilidad del producto realmente, ya que la máquina no estaba correctamente calibrada para el dispositivo. El Razr de Motorola es diferente al Fold de Samsung, no se pueden hacer las pruebas con una máquina que fue diseñada para el otro.

«Como se ve en el video, la máquina utilizada por CNET para probar el razr no fue diseñada o calibrada adecuadamente para el dispositivo. Los resultados de esta prueba no reflejan la durabilidad de las cuchillas.»

Motorola

Les compartimos el vídeo que hizo CNET en el que probaron el producto. Pueden juzgar ustedes mismos si la máquina estaba mal calibrada o realmente el dispositivo es mucho más frágil de lo que esperábamos.